La guerra entre el alcohol y la autoestima

La moda, la presión de los amigos, el gusto por sentirse dentro de un grupo o imitación, no son las únicas causas que llevan a un menor de edad a beber alcohol. Según el psicoterapeuta Hans Gutiérrez, los chicos también pueden iniciarse en el consumo de esta sustancia legal por sentimientos de baja autoestima.



El especialista explica que los adolescentes, ante el temor de parecer tímidos, huraños y poco sociables tienden a beber alcohol a fin de liberarse. El que toma se refuerza con el licor, se muestra más seguro, más relajado, más atrevido y más libre de sus acciones; sin embargo, Gutiérrez aclara que quien realmente se estima no necesita beber para sentir autosuficiencia. “El chico que se sabe valorar, va a tener éxito en todas las cosas que emprenda y se proponga”, sostiene.

Por ejemplo, si un grupo de amigos le ofrece alcohol, lo más probable es que si es una persona con baja autoestima, le resulte muy difícil decir ¡no! ya que se sentirá rechazado.

En cambio, si es una persona segura, no le importará negarse. La autoestima ayuda a superar situaciones de frustración y al saberlas enfrentar, se adquiere una nueva experiencia y conocimiento para poner más empeño, tener más cuidado y ser más previsores en lo sucesivo.


Usted es libre de

Compartir - copiar y redistribuir el material en cualquier medio o formato
Adaptar - remezcla, transformar y construir sobre el material para cualquier propósito, INCLUSO comercialmente.
El licenciante no puede revocar estas libertades en tanto usted siga los términos de la licencia

Suscribete a dtmtoluca

Recibe las últimas noticias de dtmtoluca en tu correo!